Desde muy joven siempre tuve la ilusión de visitar la ciudad de París y de disfrutar al estilo de de vida de los parisinos. El deseo se me cumplió hace varios años. Luego de ver los reconocidos museos y atracciones turísticas fui a comer crepas a  La Crêpiere de Josselin en Montparnasse.  Estas son las mejores que me he comido en mi vida, en toda Francia y en el mundo.  Llegué a este restaurante por recomendación de unos amigos mexicanos que habían quedado encantados al visitarlo.  

Es muy fácil llegar. Solo hay que montarse en la ruta M4 o la M6 del Metro. Baja en la Vavín del M4 y si vas en la M6 baja a la Edgar Quinet. Camina varios minutos y listo. El restaurante está ubicado en 67, Rue du Montparnasse.  No es necesario hacer reservaciones y puedes ir vestido casual o deportivo.

Por tan solo 12€ por persona te ofrecen el plato principal, el postre y la bebida. Se come delicioso y económico. 

Esto es ideal para un almuerzo. Les recomiendo llegar temprano, antes de las 12:00 p. m.  Es un sitio concurrido y mucha gente hace la fila afuera. El servicio es excelente y rápido.
Yo escogí la crepa de jamón, queso y huevo. La acompañé de un vino Sauvignon. Es deliciosa y espectacular.
 

Ah y por si queda alguna duda, me disfruto la comida y soy fanática del buen comer y del buen vivir. Que viva la vida.

Para más información sobre este destino llama a tu agente de viajes.